No existe libertad de prensa, ni de expresion en Bolivia, Evo es dictador

No existe libertad de prensa, ni de expresion en Bolivia, Evo es dictador

Fernando del Rincón e Ismael Cala son las nuevas víctimas y la prueba de lo que Evo Morales hizo con la prensa en Bolivia: amenazo enjuicio, persiguió, exilio y sometió a periodistas y a la prensa nacional.  Con estrategia castrista Evo Morales controla prácticamente la totalidad de los medios de comunicación. Ahora expande su campaña de terror contra la presa libre internacional, morales ofreció una conferencia de prensa en la que lanzo acusaciones contra el periodista de CNN, Fernando del Rincón, por haber entrevistado a un menor de edad que allegados a Gabriela Zapata suplantaron por su hijo.

“Quiero explicar la complicidad de CNN en una conspiración política, cometiendo delitos,  usando a un niño inocente en Bolivia”, afirmó Morales en una conferencia de prensa en la residencia presidencial, donde dijo que Del Rincón, supuestamente en complicidad con “operadores de la oposición”, como el analista político Iván Arias y el líder de UN Samuel Doria Medina,  anunciaron una entrevista con un menor, supuestamente hijo de Morales y Zapata.

En la ocasión también se refirió al periodista Ismael Cala, a quien llamó “gusano” y lo acusó de venir a Bolivia a “molestar y conspirar”. Frente a esas alusiones, a través de su misiva, el presentador cubano le agradeció los adjetivos y mencionó que los toma como “un maravillo elogio”.

“La prensa siempre resulta ‘molesta’ para quienes se creen por encima de los demás. Seguramente soy un ‘conspirador’, pero no por intentar tumbar gobiernos o participar en política, sino simplemente por hacer preguntas a mis entrevistados, sin más límites que el sentido común. Ya sé que las preguntas son incómodas para ciertas élites, pero se supone que los políticos son servidores públicos que gobiernan bajo un ‘contrato’ firmado con los ciudadanos. Y a ellos se deben”, expresó.

El embajador de la Unión Europea en Bolivia, Timothy Torlot, afirmó ayer que la libertad de  prensa es “muy importante” en cualquier democracia y dijo que la continuará defendiendo.

REACCIÓN INTERNACIONAL

El embajador de la Unión Europea en Bolivia, Timothy Torlot, afirmó ayer que la libertad de  prensa es “muy importante” en cualquier democracia y dijo que la continuará defendiendo.

“La libertad de expresión, la libertad de  prensa es muy importante en cualquier democracia del mundo, en Bolivia como en los 28 países de la Unión Europea”, manifestó el diplomático en declaraciones a periodistas, y destacó el trato que recibió de la prensa boliviana en sus cuatro años de trabajo en Bolivia  y por eso “sigo defendiendo los derechos de la prensa y la libertad de expresión”.

Este es el segundo pronunciamiento a favor de la libertad de prensa  de parte de una delegación diplomática. El primero fue del jefe de misión de la embajada de EEUU en Bolivia, Peter Brennan, quien dijo: “Una prensa libre e independiente también es de importancia para la salud de una democracia. Como Thomas Jefferson dijo, ‘si me tocara decidir entre tener un Gobierno sin periódicos o periódicos sin Gobierno, no dudaría, ni un instante, en preferir lo último’”.

En esa ocasión, el presidente Evo Morales se sintió aludido y en su  cuenta de Twitter respondió a Brennan: “Encargado de Negocios de los EEUU  dijo que la libertad es la base de la democracia (…). Cuando los gobiernos no son serviles al gobierno de los #EEUU valen los golpes de Estado, dictaduras militares, golpes suaves y congresales”.

El respaldo diplomático a la libertad de prensa se da en medio de críticas de parte del Gobierno a  algunos medios de comunicación como El Deber, Página Siete, Erbol y la agencia de noticias ANF, a los que denominó el “cártel de la mentira” por difundir información sobre el caso Zapata.

Ante eso, en junio pasado el diario Página Siete y la ANF, y los periodistas Raúl Peñaranda y Andrés Gómez Vela, acusados por el Gobierno de formar parte de un “cártel de la mentira” y una “mafia mediática-política”, entregaron una carta a la ONU en la que piden la presencia de un Relator Especial para comprobar en el terreno “las acciones de acoso, amedrentamiento, intimidación y presiones  que ejerce el Gobierno contra medios y periodistas independientes bolivianos”.

Para el ministro de la Presidencia, Juan Ramón  Quintana, el grupo de medios que forman parte del “cártel de la mentira” “es un perfecto ridículo, una vergüenza” y   “son el hazmereír de la gente sensata que sabe que El Deber, Erbol, ANF y Página Siete han constituido la base fundamental sobre la cual a discurrido toda la campaña contra el Presidente” y luego contra él.

“Después de haber difamado con tanta facilidad sin apego a la veracidad, transgrediendo los propios códigos de ética y después de eso ir al  Relator de las Naciones Unidad para quejarse,  el Chavo del 8 queda pálido”, sostuvo Quintana.

Torlot, consultado sobre  su opinión sobre los denominativos contra algunos medios como “el cártel de la mentira” o “la mafia mediática”, dijo que “se escuchan muchas declaraciones (pero) hay que ver lo que hacen”.

ADVERTENCIAS

Cárcel  El  15 de  junio, el vicepresidente Álvaro García Linera advirtió que el Gobierno no perdonará a “políticos y medios de comunicación mentirosos y abogados mafiosos” y anunció que éstos serán enviados a la  cárcel por delito de conspiración contra el presidente Evo Morales, al haber utilizado el caso Gabriela Zapata para denigrar hasta provocar su derrota electoral en el referendo del pasado 21 de febrero.

Internacional  Las críticas de las autoridades de Gobierno no sólo es a medios de comunicación del país, sino también a  periodistas de medios internacionales como CNN. En las últimas semanas el presidente Evo Morales observó el trabajo de Fernando Del Rincón, Ismael Cala y acusó de espía al periodista Gustavo Villarubia.

gacadmin
ADMINISTRATOR
PROFILE

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Cancel reply

Latest Posts

Top Authors

Most Commented