¿Qué es el Domingo de Pascua?

¿Qué es el Domingo de Pascua?

Tradición. Los huevitos de Pascua no pasaron desapercibidos, la gente acudió a adquirir los suyos para obsequiar en este día.

Hoy, Domingo de Pascua, tanto católicos como evangélicos celebran el histórico hecho, y el misterio central de la liturgia de la Semana Santa que es la resurrección de Cristo Jesús al vencer la muerte. La conmemoración de este acontecimiento se inició anoche con la presencia activa de los creyentes en las parroquias aguardando la buena nueva en la ceremonia denominada vigilia pascual.
Actividades de la Iglesia católica. En las distintas parroquias de la arquidiócesis cruceña, grupos de jóvenes se reunieron para celebrar la resurrección, iniciando la vigilia con la bendición del fuego, el agua y la renovación de las promesas bautismales. Muchos jóvenes permanecieron en vigilia durante toda la noche.

Erwin Bazán, vocero de la Iglesia católica, indicó que hoy en la Catedral se realizará la celebración de la eucaristía desde las 7 de la mañana, “El monseñor Sergio Gualberti celebrará la Pascua del Señor con los privados de libertad de Palmasola”, explicó Bazán.

Con estas actividades la Iglesia católica cierra las actividades de Semana Santa e inicia los 50 días de Pascua hasta la llegada de Pentecostés.

Evangélicos tuvieron el Culto del Alba. Alrededor de 40 mil cristianos de diversas iglesias evangélicas de Santa Cruz se dieron cita en el estadio Tahuichi Aguilera, para esperar la resurrección del Señor, en el denominado Culto del Alba. Pastor Caballero, de la Asociación Cristiana Evangélica (ACE), indicó que el evento tuvo participación internacional de predicadores y cantantes que llegaron desde España, asimismo que los bailarines se prepararon con meses de anticipación. La celebración que inició a las 9 de la noche, concluirá a las 6 de la mañana de hoy. “OramoHay una gran confusión de qué se trata el Domingo de Pascua. Para algunos, el Domingo de Pascua tiene que ver con el Conejito de Pascua, los decorados coloridos huevos de Pascua, y las búsquedas de los huevos de Pascua. La mayoría de la gente entiende que el Domingo de Pascua tiene algo que ver con la resurrección de Jesús, pero están confundidos sobre la forma en que la resurrección se relaciona con los huevos de Pascua y el Conejito de Pascua.

Bíblicamente hablando, no hay absolutamente ninguna conexión entre la resurrección de Jesucristo y las tradiciones comunes modernas relacionadas con el Domingo de Pascua. Esencialmente, lo que ocurrió es que a fin de que el cristianismo sea más atractivo para los no cristianos, la antigua Iglesia Católica mezcló la celebración de la resurrección de Jesús con las celebraciones rituales de fertilidad de la primavera. Estos rituales de primavera de fecundidad son la fuente de las tradiciones de los huevos y el Conejito.

La Biblia deja en claro que Jesús fue resucitado el primer día de la semana, el domingo (Mateo 28:1; Marcos 16:2,9; Lucas 24:1; Juan 20:1,19). La resurrección de Jesús es más digno de ser celebrado (véase 1 Corintios 15). Si bien es apropiado celebrar la resurrección de Jesús en un domingo, el día en que se celebra la resurrección de Jesús no debería ser llamado la Pascua. La Pascua no tiene nada que ver con la resurrección de Jesús en un domingo.

Como resultado, muchos cristianos creen firmemente que el día en que celebramos la resurrección de Jesús no debe ser denominado “Domingo de Pascua”. Más bien, algo así como ‘Domingo de Resurrección’ sería mucho más apropiado y bíblico. Para el cristiano, es impensable que permitiéramos que la tontería de los huevos de Pascua y el Conejito de Pascua sean el enfoque del día, en lugar de la resurrección de Jesús.

De todos modos, celebre la resurrección de Cristo en el Domingo de Pascua. La resurrección de Cristo es algo que se debe celebrar todos los días, no sólo una vez al año. Al mismo tiempo, si elegimos celebrar el Domingo de Pascua, no debemos permitir que la diversión y los juegos distraigan nuestra atención de lo que el día debe ser de verdad sobre todo – el hecho de que Jesús resucitó de entre los muertos, y que Su resurrección demuestra que sí, podemos tener la promesa de un hogar eterno en el cielo recibiendo a Jesús como nuestro Salvador.

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Cancel reply

Latest Posts

Top Authors

Most Commented