¿Tomar siestas largas es perjudicial para la salud? Mira lo que dice la ciencia, ¡te sorprenderás!

¿Tomar siestas largas es perjudicial para la salud? Mira lo que dice la ciencia, ¡te sorprenderás!

Dormir bien durante la noche es uno de los principales factores para la salud del cuerpo humano no sólo porque recargamos energía sino porque es necesario para reparar algunas de las funciones vitales de varios órganos, sin embargo, no se puede decir lo mismo de las siestas.

Un estudio realizado por el Colegio Americano de Cardiología reveló que las siestas y la somnolencia diurna puede causar graves problemas a la salud, esto se conoce como síndrome metabólico que incluye afecciones como la hipertensión, el colesterol alto, aumento del azúcar en la y acumulación de grasa en la cintura lo que puede aumentar los riesgos de padecer enfermedades del corazón y diabetes.

Aunque los estudios a más de 300 mil personas arrojaron que los que tomaban la siesta durante menos de 40 minutos no presentaban un riesgo mayor a desarrollar síndrome metabólico, los que tomaban descansos de más de 40 minutos acrecentaban un 50 por ciento la probabilidad de tener diabetes tipo 2.

%image_alt%
De acuerdo al Dr. Tomohide Yamada, diabetólogo de la Universidad de Tokio, “la siesta es una práctica muy común en varios países del mundo”, por lo que “clarificar la relación entre las siestas y la enfermedad metabólica podría ofrecer una nueva estrategia de tratamiento, sobre todo dado que la enfermedad metabólica ha estado aumentando en todo el mundo”.

También comentó que mientras el sueño es un componente importante en nuestro estilo de vida saludable, al igual que la dieta y el ejercicio, las siestas largas nos hacen entrar en sueño profundo que nos impide completar el ciclo de sueño normal lo que puede dar lugar al fenómeno conocido como inercia del sueño, en el que una persona se siente aturdida, desorientada e, incluso, con más sueño que antes de dormir la siesta.

%image_alt%
En pocas palabras si bien las siestas de 20 y 30 minutos resultan reparadoras porque reparan las habilidades motoras y nos ayudan a recuperar las fuerzas para afrontar las actividades que nos restan para terminar el día, los lapsos largo de sueño nos aturden y provocan que seamos más propensas a padecer enfermedades.
Como defensoras de las siestas, la noticia nos pone un poco tristes y si bien no renunciaremos por completo a este placer de hoy en adelante sí seremos más conscientes del tiempo que invertimos en ellas.

 

Fuente: eju.tv

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Cancel reply

Latest Posts

Top Authors

Most Commented